¿CÓMO ACTÚAN LOS CRISTALES EN EL CUERPO HUMANO?

Los cristales actúan siempre desde un lugar de energía más elevado hacia los niveles más densos de la materia.

Como su vibración y su campo electromagnético son muy similares a los cuerpos sutiles del cuerpo humano, es a partir de estos cuerpos sutiles desde donde operan los cristales. La acción de los cristales es muy suave emitiendo su alta vibración y equilibrio perfecto hacia nuestro organismo. Esa interacción cuerpo humano-cristal hace que tanto la piedra ejerza su influencia sobre nosotros como, también nuestra presencia produzca cambios en su campo vibratorio.

Es por eso que cada vez que utilizamos un cristal en la sanación, este puede quedar cargado, incluso exhausto, por lo tanto, debemos limpiarlo, cargarlo y dejarlo descansar hasta la próxima sesión de cura.

La salud psicofísica depende, en parte,  de la correcta absorción y asimilación de las energías que provienen del exterior. Los chakras absorben esa energía y la distribuyen en el organismo para la subsistencia del individuo.

Los cristales de cuarzo tienen una capacidad electrica que los convierte en:

  •        Receptores
  •        Transmisores y
  •        Amplificadores de energía

Los pensamientos, deseos y preocupaciones se traducen en frecuencias electromagnéticas que emitimos y a su vez los recibimos permanentemente de otras personas.

Al haber una alteración en el equilibrio de nuestro organismo debido a emociones y pensamientos nuestro campo electromagnético también se ve afectado. Por eso los cristales son excelentes para trabajar el bloqueo de energía, tanto el exceso como la deficiencia, ya que lo que hacen es reequilibrar estos campos electromagnéticos con la energía circundante. Agua y cuarzo vibran en similar frecuencia que el cuerpo humano, que es 70% agua, sílice y oxigeno: similar en estructura al cuarzo

El cristal devuelve el orden y estabiliza la estructura molecular del campo energético que rodea al ser humano, el cual es muy sensible y variable, por lo tanto los campos de energía del cristal y el ser humano interactúan. Los patrones energéticos del cristal, que son uniformes y parejos, estabilizan el campo magnético humano.

El cuarzo emite luz, eso permite, al alcanzar en forma sutil nuestro campo magnético o aura, limpiarnos de ondas negativas y de impurezas. Con los cristales ponemos a funcionar nuestra capacidad de auto sanación.

Curso de Sanación con Cristales: ¿Queres saber más? Lee sobre  nuestro curso en Gemoterapia:

Duda o consultas: Escribinos a info@sundaridevi.com